¿Es la suciedad buena para los niños?

 

¿Están los padres obrando mal al mantener las cosas demasiado limpias, buscando el bien de sus hijos? [separator type=”blank”/]

WebMD Feature
Por Lisa Zamosky[separator type=”blank”/]

Está en la naturaleza fundamental de los niños tocar todas las cosas en su entorno, cosa que a sus padres les parece de lo más repugnante. 

Durante estas temporadas lluviosas se propaga la epidemia de gripe, y las autoridades sanitarias y medios de comunicación nos imploran que lavemos nuestras manos regularmente, hablando del gel desinfectante como si fuera oro líquido; es difícil no preocuparse por lo que nuestros hijos están haciendo y el impacto final que tendrá en su salud. [separator type=”blank”/]

Las enfermedades infecciosas son una causa legítima de preocupación, pero se podría argumentar que nuestra sociedad se ha ido por la borda cuando se trata de proteger a nuestros niños de los gérmenes.[separator type=”blank”/]

¿Cómo un entorno limpio nos asegura que nuestros niños realmente tendrán buena salud? Esto es lo que los expertos nos dijeron:[separator type=”blank”/]

HIPÓTESIS DE LA HIGIENE[separator type=”blank”/]

Un cuerpo creciente de investigaciones sugiere que la exposición de los niños a los gérmenes puede ofrecerles una mayor protección contra enfermedades tales como alergias y asma, más adelante en su vida.[separator type=”blank”/]

Esta línea de pensamiento, llamada “hipótesis de la higiene”, sostiene que cuando la exposición a los parásitos, bacterias y virus se limita a temprana edad, los niños se enfrentan a un mayor riesgo de tener alergias, asma y otras enfermedades autoinmunes en la edad adulta.[separator type=”blank”/]

De hecho, los niños con hermanos mayores, que creció en una granja, o que asistieron a la guardería temprano en la vida parecen mostrar una menor tasa de alergias.[separator type=”blank”/]

Así como el cerebro de un bebé necesita un estímulo, para que su crecimiento y desarrollo sea normal, el sistema inmune joven debe ser reforzadao por la exposición cotidiana a los gérmenes para que este pueda aprender, adaptarse y regularse a si mismo, señala Thom McDade, PhD, profesor asociado y director del Laboratorio de Investigación de Biología Humana de la Universidad Northwestern.[separator type=”blank”/]

¿Exactamente qué gérmenes parecen hacer el truco? Aún no se ha confirmado. Pero una nueva investigación ofrece pistas.[separator type=”blank”/]

En un reciente estudio, el equipo de McDade descubrió que los niños que estuvieron expuestos a las heces de los animales y tuvieron severos casos de diarrea antes de los 2 años de edad tuvieron una menor incidencia de inflamación digestiva en la edad adulta (casos de diarrea), desarrollando una inmunidad en su sistema digestivo.[separator type=”blank”/]

La inflamación se ha ligado a muchas enfermedades crónicas edad adulta, tales como enfermedad cardíaca, diabetes, y el Alzheimer.[separator type=”blank”/]

“Nos estamos moviendo más allá de la idea de que el sistema inmune está involucrado sólo en las alergias, enfermedades autoinmunes y el asma a pensar acerca de su papel en enfermedades degenerativas”, dice McDade. “La exposición a microbios temprana en la vida puede ser importante … para mantener dichas enfermedades bajo control en la edad adulta”.[separator type=”blank”/]

ELIMINACIÓN DE LOS GÉRMENES: ¿BUENO PARA LA SALUD O MALA IDEA?[separator type=”blank”/]

La mayoría de los gérmenes que acechan sobre nuestro entorno y que viven en nuestros cuerpos no sólo son inofensivas, sino que han estado con nosotros durante miles de años, dice Martin Blaser, MD, profesor de medicina interna en la Universidad de Nueva York.[separator type=”blank”/]

Como el comportamiento humano ha cambiado durante el último medio siglo, muchos microbios, como algunos que viven en el intestino, están desapareciendo: “Estos realizan importantes funciones fisiológicas en nuestro organismo, la vida moderna lo está cambiando y algunas de estas especies están desapareciendo”, dice Blaser. “Esas desapariciones tienen consecuencias – algunas buenas, otras muy malas.

—————————————————————

Investigado y Traducido por: Equipo BioPlaza

Tomado de: http://www.webmd.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *