¿Que es la diabetes?

Lo que cada uno de nosotros posee no es realmente un sistema inmunológico, sino un “sistema de integridad”.

El ser humano es la más compleja forma de vida en nuestro planeta, tanto a nivel estructural como intelectual. Cada sistema corporal se ha adaptado a los demás a través de millones de años de evolución en un ecosistema finamente sintonizado desde su nivel estructural hasta el nivel celular, al nivel molecular, y más allá.

Este ecosistema en miniatura contiene más de 10 billones de células y cada célula lleva a cabo una tarea específica en el proceso de Metabolismo en curso. Sin embargo, todos ellos interactúan en perfecta armonía. Es a través de esta interacción armoniosa que el cuerpo mantiene su integridad.

El metabolismo es el conjunto de reacciones químicas que ocurren en las Células vivas. Estos procesos son la base de la vida, permiten a las células crecer y reproducirse, mantienen sus estructuras, y protegen el cuerpo de las influencias negativas internas y externas. Este proceso requiere una gran cantidad de Energía. Pero, ¿qué es la energía?

La energía es la Esencia de la vida. Es creada por las fuerzas del cielo y la tierra y no puede ser destruida, pero puede cambiar de forma. Su Vitalidadmantiene el equilibrio dinámico y la armonía presente en todos los sistemas corporales -desde nuestro cuerpo celestial hasta nuestro cuerpo físico-, a través de nuestras células y fuera de ellas. Dentro de cada célula hay moléculas, la unidad básica de la vida de la que proceden todas las formas de vida. Presente dentro de cada molécula esta la energía y la luz creadora -la fuente de alimento para nuestras células. Estas energías vibran en un equilibrio dinámico capturado dentro de diferentes formas geométricas: la espiral o hélice da forma a la Proteína, los lípidos (Grasas), y las moléculas de Aguay la doble hélice forma las moléculas del ADN -el código genético de toda la vida sobre la tierra. La molécula de un carbohidrato adopta la forma de pirámide, la forma geométrica a la que las otras formas de energía se conectan. Y estas poderosas estructuras geométricas configuran los coloridos patrones y sombras en la trama de nuestra vida. Aún en la grandeza y la complejidad de todo, aparece este hilo común. En el Oriente se le llama armonía y en Occidente se la conoce como la homeostasis. Cualquier cambio en los estímulos externos o internos, ya sea en la temperatura, el Ph o los niveles de nutrientes causará daño a la frágil estructura de la molécula.

La capacidad de funcionamiento de una célula depende de su habilidad para extraer y utilizar la energía química en el Azúcar. Este sistema ha tardado millones de años para evolucionar, pero en menos de 100 años -el simple parpadeo de un ojo de la evolución- el exceso de temperatura utilizado en el moderno método de refinación del azúcar ha causado la destrucción de los cimientos de la célula Y como un edificio cuyo cimiento ha sido dañada por un terremoto, el andamiaje interno de nuestro cuerpo empieza a perder su equilibrio. En tan corto lapso de tiempo el sistema no puede adaptarse. El resultado es la madre de todas las enfermedades: la condición metabólica que llamamos Diabetes. A pesar que se desarrolla de acuerdo a diferentes pautas, la causa principal sigue siendo la misma: nuestra dieta.

Mauricio Diaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *