Vuelve la lonchera

En el calendario B se avecinan los días de inicio de clases, y en el calendario A, los padres y madres se encuentran en este momento con el agotamiento de las ideas sobre que más pueden incluir en la lonchera. Así que no sobran unas sugerencias sobre el tema.

La primera recomendación nace de la necesidad de involucrar a los niños, no solo en la elección de la lonchera, (no sobra decir que es mejor si es dura, fácil de abrir, cerrar y organizar. No es suficiente con que traiga los personajes de moda en el exterior) sino también en la preparación de lo que van a llevar. Evidentemente es recomendable evitar las peroratas interminables sobre lo mala que es la comida chatarra, pues eso suele producir un efecto contrario. Es mejor hacer de la preparación de la lonchera un momento divertido; cree una historia. De esa manera no solo llevará Alimentospara el cuerpo de su hijo o hija, sino que seguramente cuando la abra, los recuerdos también nutrirán su buen ánimo.

Respecto al contenido, hemos acudido entre otros a las sugerencias de Kathryn Von Saalfeld y Mónica Sancio, quienes acuden al sentido común y a los adelantos más recientes de la ciencia nutricional:

Si se reflexiona un poco sobre el asunto, notaremos que la lonchera es una posibilidad de balancear la Nutrición de nuestros hijos, de ahorrar dinero y ayudar a generar unos hábitos saludables. No está de más asegurarse de que las políticas del colegio sean claras respecto a las loncheras, de manera que no haya contradicciones.

¿Pero que le vamos a agregar?

Dadas las necesidades específicas, respecto a crecimiento y Energía de nuestros hijos, hay elementos claves como:

Calcio, es clave en la formación de huesos y dientes, además vitaliza las células, tonifica el organismo y favorece la integridad de las membranas. Presente en la Leche  descremada, el yogurt, los quesos bajos en grasa,

Proteina, es importante para el adecuado crecimiento y desarrollo, también aportan el Hierro, indispensable para prevenir la Anemia. Presente en el  Atún  enlatado en Agua, la pechuga de Pollos , los Huevos, el jamón, los Embutidos de vegetales, la Mantequilla de maní  baja en grasa, o en las Nueces y Semillas.

Frutas, aportan Calorias, Fibra, Vitaminas y minerales en una presentación amable. Busque la variedad de fruta y presentación, por ejemplo bolitas de sandía, cuadritos de Papaya, y triángulos de Melón. Otra opción son las frutas deshidratadas, que resultan fáciles de transportar y comer, las compotas son otra posibilidad para los más pequeños.

Vegetales, trate de dejarlos cortados con anticipación, por ejemplo: Zanahoria en tiritas, pepino en rodajas o en tiritas, Apio  en tiritas,Tomate picado en cuadritos o en rodajitas. Una buena forma de mezclarlos es en los sándwiches.

Bebidas, además de la hidratación, que es esencial, también pueden ser una fuente de nutrientes, incluya leche descremada o yogurt, prepare los Jugos de frutas en su casa, incluso puede mezclar vegetales como zanahoria o Remolacha, acostumbre agregar un recipiente con agua, mejor si es Natural.

Menús

En la variedad radica buena parte del éxito de una lonchera, a continuación algunas alternativas de menú, propuestas por la Universidad de California:

• Sándwich de pollo, palitos de zanahoria, 1/2 banana y agua

• Queso en tiras, galletas saladas de Harina integral, tomate en tajadas, galletas de Avena con pasas y jugo casero.

• Jamón en tiras, panecillo Integral,Piña en trozos y leche baja en grasa

• Sándwich de atún, pepinos en rodajas, fresas y leche baja en grasa

• Apio con crema de cacahuate, galletas, melón en tajadas, leche baja en grasa

• Sándwich de Carne asada y queso, ensalada de Lechuga con aderezo bajo en grasa, Uva y agua

• Requesón bajo en grasa, palitos de pan,Calabacín en rodajas, Durazno en tajadas y agua

• Muslo de pollo al horno, galletas integrales, Kiwi en rodajas y leche baja en grasa

• Cereal listo para comer no azucarado, ramitos de Brócoli, Mandarina y leche baja en grasa

Recuerde lo que se puede aprender de quienes promueven el “mercadeo chatarra”, por ejemplo incluya de vez en cuando un pequeño juguete, un objeto significativo, un dibujo o algo que pueda sorprender a su hijo o hija.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *