La nutrición y el desempeño de los niños

Si hay algo que es común a los padres de la generación actual es su interés por que sus hijos logren desarrollar su potencial. Basta con mirar la oferta comercial en cualquiera de sus variables, para darnos cuenta que desde los pañales para la felicidad, hasta los juguetes para la inteligencia, todo le habla a la mente de un padre o madre con poco tiempo y muchas ganas de darle lo mejor a sus hijos.Lo que resulta más difícil bajo los parámetros de nuestra sociedad de consumo es la posibilidad de pensar por nuestros propios medios y no desde las sugestivas promesas de un producto que lo tenga “todo incluido” y nos evite hasta la oportunidad de resolver los problemas, pues evidentemente ningún pañal puede traer la felicidad, y adentrándonos en el terreno de la Nutrición, no es suficiente con que un producto traiga Vitaminas, para que verdaderamente nos ayude a resolver las necesidades nutricionales de un niño. El asunto es tan serio que en este momento la malnutrición compite con la Desnutrición como parte de la problemática infantil.En Colombia, según cifras del ICBF, la desnutrición supera el 13%, en cuanto a la malnutrición, es diciente el 10% de adolescentes con sobrepeso. Más allá de las cifras, las necesidades específicas de los niños son algo que resulta sub-atendido, en muchos casos sin que medie la diferencia de las condiciones económicas.

Los especialistas se refieren a conductas como la desatención, el cansancio, la irritabilidad, la baja concentración, que a su vez los predisponen a golpes y fracturas, como indicadores de desnutrición o malnutrición. Hay incluso casos de bajo rendimiento escolar que se han resuelto simplemente con un cambio de dieta.

Durante los primeros 18 meses el cerebro crece en promedio dos miligramos por día –pasa de 350 grs. al nacer a 990 grs. al año y medio- que es el 80% del peso de un cerebro adulto. En esta primera etapa es crucial que el bebé reciba proteínas suficientes, de lo contrario el desarrollo se puede estancar, pues el aumento de peso es solo una señal de procesos complejos que se producen en ese periodo como el cableado neurológico, relacionado con la inteligencia, la rapidez mental, la capacidad de asociación y la simpatía, que lo acompañaran toda la vida. En este caso la lactancia materna es fundamental.

En la edad escolar los niños requieren de un 20% más de Energía, también necesitan numerosos nutrientes, cuya ausencia se puede notar en muchos casos:

Señal Nutriente que falta Alimento sugerido
Problemas óseos y dentales. Debilidad de los vasos sanguíneos, defensas bajas  Vitamina CTodo muy fresco ya que si las frutas y verduras maduran o se cocinan demasiado, pierden la vitamina C. Kiwi, guayaba, marañón, Mango, Brócoli, Cítricos en general (Limón, Naranja, pomelo) Coliflor, brotes de Alfalfa, repollitos de Bruselas, Acelga,  pimientos, Ají rojo, rabanitos, Repollos, Cebolla, Cereales Germinados.
Deficiencias ósea y dental, desarrollo anormal del tejido cartilaginoso, pérdida de fuerza muscular, irritabilidad  y cansan-cio injustificado. Vitamina DEsta vitamina se asimila por la exposición a los rayos del sol. Facilita la absorción del Calcio Aceite de oliva, Leche, Mantequilla, pescados (salmón, sardinas, Bacalao, arenque, atún, almejas), Yema de huevo, tofú, yogur, plátano, Miel y Polen.  
Poca resistencia a las infecciones,  enferme-dades de la piel, baja asimilación de los Alimentos, debilita-miento bronquial, falta de claridad mental  AZUFREEs un gran Purificador de la sangre, y se recomienda que su fuente sean los ali-mentos que lo con-tienen Ajo, cebolla, repollo, brócoli, rábanos, Puerro,Cebada, dátiles, repollitas, frijoles, soya, fresas, manzanas,Maíz, Arroz integral, Almendras, Germen de trigo, coliflor, espinacas,  pepinos y Huevos. 
Deficiencias óseas, dentales y muscu-lares, disminución general de las defen-sas, baja concentra-ción, Tensión emo-cional, lloriqueo  CALCIOPara su asimilación es mejor si se acompaña de vitaminas A, C y D, Magnesio y Fósforo. Igualmente se reco-mienda el ejercicio.  Queso curado, Ajonjolí, Requesón, soya, almendras, avellanas, espinacas, leche y yogur, Cuajada, Nueces, Maní, Harina de Trigo Integral, bacalao, salmón, arroz,  brotes de alfalfa, Lentejas, Diente de león,  
Anemia, problemas de crecimiento, estreñimiento, dismi-nución de las defen-sas, insomnio, fatiga, fallas en la Memoria, palidez, mareo, uñas acanaladas    HierroSe absorbe mejor con la presencia de vita-mina C. Hígado, Espinaca, guasca, Levadura de cerveza, Perejil, fresas, Alcaparras, Ciruelas, Cerezas, Durazno, Albaricoque, Pera, frambuesas, Uvas, guayaba, Mora, Banano, Manzana, soya, ajonjolí, polen, brotes de alfalfa, arroz integral, Semillas de girasol, lentejas, arvejas, ajonjolí y gérmen de trigo
Problemas de crecimiento y del sistema inmune. ZincTrabaja asociado con la vitamina B6, la deficiencia de vitamina D lo hace decrecer. Mariscos, ostras, arenques, Aves de corral, sardinas, legumbres y cereales integrales, germen de trigo, yema de huevo, frijol, champiñones, Avena, peras, Zanahoria y carnes 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *