El ABC de la soya

La revistaTIME  destacó el creciente prestigio de la soya en la comunidad médica, pues además de su potencial nutricional, presenta interesantes propiedades medicinales. La FDA la incluye en la lista de Alimentos que reducen el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

Las investigaciones científicas mas recientes han permitido establecer que el consumo de 47gr. De soya diarios reduce el colesterol en un 9% y el  LDL (colesterol malo) en un 13%. Además combate el cáncer. Uno de sus componentes modifica una hormona que anima el cáncer de mama y de próstata (Las japonesas -que en promedio consumen 50 lbs. de Tofual año- sufren en menor proporción de cáncer de mama). También ayuda a fortalecer los huesos.

La soya suele ser restringida a la comida vegetariana porque se toma como una alternativa a los productos animales. Sin embargo a medida que es mejor conocido su potencial, tiende a ser un producto muy popular. Su contenido deProteína es altísimo, pero además contiene Vitaminas, minerales y Grasas, aunque éstas aparecen en cuantía baja y de tipo sano. El mayor cuidado se refiere a evitar el consumo de soya transgénica. Para sacar el mayor beneficio de sus propiedades, es recomendable utilizar el producto en la forma mas cercana a su presentación original (grano), es decir que la Salsa o el Aceite de soya no son tan benéficos como la Leche o el tofu.

Por facilidad de preparación el tofu ( Queso de soya) se encuentra disponible ya preparado en tiendas especializadas. Para quienes quieren familiarizarse con la soya básica, pueden usar las recetas siguientes y derivar de ellas Kumis, Mantequilla, arequipe, arepas, panes, salsas,Sopas, tortas y refrescos.

Leche Básica de Soya

Coloque una libra de soya seca en tres veces más de Agua, durante doce horas mínimo. Bote el agua del remojo y cámbiela por agua hirviente, dejándola durante treinta minutos. Este procedimiento se llama el escaldado de la soya y se realiza para neutralizar una enzima que da el sabor extravagante al grano. Muela la soya con un molino manual. Licue a máxima velocidad la masa resultante, añadiendo más agua poco a poco según la consistencia deseada. Cuele la mezcla a través de una bolsa de liencillo, exprimiéndola para extraer todo el Líquido posible. La pulpa restante se reserva para otras preparaciones.

Cocine el líquido obtenido, a fuego lento sin tapa, rebullendo con el mecedor unos treinta minutos a partir del momento en que empieza a hervir. Durante el proceso de hervir, se recomienda colocar unos pedacitos de Carbón vegetal (de leña) previamente lavados y envueltos en una bolsita de liencillo. Terminada la cocción y una vez reposada, envase la leche en botellas de vidrio, herméticamente tapadas. Coloque las botellas en la nevera para su conservación.

Tofu o Queso de Soya

Prepare la leche básica de soya. Déjela reposar y Colóquela nuevamente al fuego. Cuando haya alcanzado una temperatura de sesenta grados centígrados (algunos minutos antes de la ebullición) adicione una cucharada de sal y luego una cucharada de sulfato de magnesia cristalizado. Rebulla enérgicamente con un molinillo de madera para que el sulfato como coagulante separe los sólidos de los líquidos. Cuando esto haya ocurrido, tape el recipiente y deje hervir el agua a fuego lento durante 10 minutos para que la Cuajada tome consistencia. Al cabo de este tiempo, baje el recipiente, deje enfriar, coloque la cuajada en un colador plástico y comprímala con las manos o un utensilio para extraer los líquidos. Guarde el tofu así obtenido en el congelador de la nevera hasta por dos días en buen estado. (No lo guarde en el congelador de la nevera). Para lograr más duración es indispensable prensarlo.

Tiene sentido poner los productos de soya en el lugar tradicional de la Carne en nuestra dieta, pero esto no quiere decir que se debe usar de la misma manera. Cubos del queso de soya, o tofu, pueden ser sazonados en Ajo (otro alimento que destruye células cancerosas), Limón, Hierbas y salsa negra de soya. Luego se fríen en Aceite de olivas hasta que estén bien dorados. Se pueden servir con arroz, papas, espaguetis o arepas, y muchas verduras, freídos son sabrosos cuando se cubren con jugo de limón.

Mauricio Díaz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *