real time spy gps tracker android greenalp cell phone spyware for non smartphones blueant q2 wont read text messages mobile spyware free spy on spouses phone blackberry blackberry spy apps here

Artículos de interes

10 Posts en esta Categoría
Subido por: WebMaster En: Jul 16th, 2014 A: Artículos de interes Noticias

El ejercicio ayuda a fortalecer sus huesos

El debilitamiento de los huesos es un problema común relacionado con el envejecimiento. En el caso de la mayoría de las personas, esto comienza a ocurrir alrededor de los treinta años, su masa ósea comienza a deteriorarse de forma gradual. En el caso de las mujeres, la pérdida ósea puede acelerarse significativamente durante los primeros 10 años después de la me­nopausia. Por lo general este es el período cuando se desarrolla la osteoporosis, si no se hace nada para contrarrestarla. Las personas con osteoporosis tienen un riesgo mayor de pérdida de altura, fractura de cadera, muñecas y vertebras, así como de dolor crónico. Muchas personas tienen la impresión errónea de que la combinación de medicamentos prescritos con una mega dosis de suplementos de calcio es la respuesta para tener huesos fuertes y sanos. Pero los medicamentos bisfosfonatos están relacionados con efectos secundarios graves- incluyendo un aumento en el riesgo de fractura de huesos. Una estrategia importante para mantener huesos sanos es comer el tipo correcto de alimentos. Una alimentación a base de alimentos procesados producirá problemas bioquímicos y metabólicos en el cuerpo que reducirá la densidad ósea, por lo que evitar el consumo de alimentos procesados definitivamente es el primer paso en la dirección correcta. Ciertos nutrientes, incluyendo las grasas omega-3, el calcio, la vitamina D, K2 y el magnesio son críticos para fortalecer los huesos- así como el ejercicio, en especial los ejercicios con pesas y el Whole Body Vibrational Training (Ejercicios Vibracionales en Todo el Cuerpo)     El Ejercicio Construye Huesos Más Fuertes de Forma Natural Sus huesos están en constante reconstrucción, esto por medio de un proceso dinámico que involucra la eliminación del hueso viejo a través de los osteoclastos y regeneración de hueso nuevo y sano a través de los osteoblastos. Los ejercicios con pesas ayudan a construir huesos más fuertes estimulando a las células responsables de la síntesis y mineralización de huesos (osteoblastos). De hecho, los ejercicios con pesas son uno de los remedios más efectivos contra la osteoporosis, debido a que usted pone más tensión en sus músculos y pone más presión en sus huesos, lo que después responde de forma continua en creación de huesos frescos y nuevos. Un buen ejercicio con pesas que puede incorporar en su rutina (por supuesto que esto depende de su estado físico actual) es hacer estocadas, ya que ayuda a construir la densidad ósea de las caderas, inclusive sin el uso de peso adicional. Correr y brincar también son ejercicios efectivos, ya que son parte del entrenamiento con peso.   Saltar y correr son los ejemplos más obvios y mejor estudiados de los ejercicios de alto impacto. En un estudio reciente, 3 mujeres de entre 25 y 50 años que saltaban al menos diez veces en una ronda, dos veces por día durante cuatro meses, aumentaron significativamente la densidad ósea de la cadera. En otro, un experimento más elaborado realizado en el 2006,4 mujeres que saltaban con peso mejoraron la densidad del hueso de la columna lumbar cerca de un dos por ciento en comparación con el grupo de control, especialmente si el ejercicio se centraba en la parte superior del cuerpo y en las piernas. Las mujeres que hacían ejercicios con pesas y que se enfocaban únicamente en las piernas no aumentaron tanta densidad en la columna lumbar.   Además del ejercicio, su alimentación literalmente puede “hacer o deshacer” sus huesos. Pero aunque las recomendaciones convencionales se centran en el aumento de su consumo de calcio, existen razones convincentes para ignorar este consejo. Sus huesos en realidad están compuestos por al menos una docena de minerales diferentes y si usted únicamente se enfoca en el calcio, en realidad corre el riesgo de sufrir de huesos débiles y aumentar su riesgo de osteoporosis.   El calcio, la vitamina D, la vitamina K2 y el magnesio trabajan sinérgicamente para promover huesos fuertes y sanos y su proporción entre el sodio y el potasio también desempeña un papel importante en el mantenimiento de la masa ósea. Obtener cantidades suficientes de grasas omega-3 es otro factor que contribuye en la construcción de huesos sanos.    
Subido por: WebMaster En: Jun 9th, 2014 A: Artículos de interes Bienestar Noticias

LO QUE DEBES SABER DEL GLUTEN

Los cereales son un alimento ultramoderno, que la humanidad no ha consumido durante el 99,5% de los primeros años de su existencia. Hasta hace 5.000 años, nuestros ancestros cazadores-recolectores no se pusieron a cultivarlo de forma masiva, mientras que el ser humano habita la tierra desde hace 8 millones de años.

 

Por lo tanto, no tenemos el aparato digestivo acostumbrado a comer trigo. La entrada masiva del trigo en la alimentación no ha sido buena para el individuo; la estatura, la longevidad y la salud de nuestros ancestros experimentaron una regresión y hasta principios del siglo XX no volvimos a alcanzar de nuevo la estatura de nuestros antepasados cazadores-recolectores.

 

Sin embargo, el trigo, que fue el primer cereal en cultivarse, también tiene ventajas que explican que la población humana aumentara a un ritmo tan alto: es un alimento muy rico en calorías; es muy productivo y, por lo tanto, permite a una población numerosa vivir en comunidad. Además, obliga a los nómadas a sedentarizarse, lo que permite que las mujeres tengan más hijos. De este modo, gracias al trigo nacieron las primeras ciudades grandes, con una división del trabajo que permitió el progreso técnico, intelectual, artístico y científico.

 

Así pues, de manera global, el trigo ha sido más que positivo para la humanidad. El ser humano se dio cuenta con rapidez de este hecho y se preocupó mucho por seleccionar las mejores variedades de trigo, es decir, las que resisten mejor la adversidad climática y producen las mejores espigas.

 
Especies seleccionadas para conseguir el mejor pan
 

Pero otro elemento entra en liza en la selección de las especies de trigo. Así, los egipcios descubrieron que algunos tipos de trigo híbrido, reducidos en harina y mezclados con agua y sal, podían fermentar, crecer y cocerse para elaborar pan, un alimento más agradable a la hora de comer que las gachas o las tortas.

 

Las especies primitivas de cereales cultivadas por el hombre no permitían elaborar pan. Como la harina de arroz, de maíz o de trigo sarraceno, que se podían mezclar con agua y añadir levadura, pero la masa no subía.

 

Para pasar de las simples gachas al aspecto de masa elástica y esponjosa, la harina debe contener determinadas proteínas capaces de formar enlaces con el almidón. Dichas proteínas, que los químicos llaman prolaminas y gluteninas, forman el gluten. Cuanto más ricos en gluten son los cereales, más tendencia tiene la masa a subir y así más crujiente será el pan (o el bollo).

 

El gluten no abundaba mucho en la primera forma de trigo cultivada por el hombre, llamada “escanda salvaje”. La escanda permitía hacer tortas que subían ligeramente, pero no pan. Pero los egipcios lograron cruzar la escanda con otra planta para fabricar un nuevo tipo de trigo más rico en gluten, cuyo nombre científico es Triticum dicoccum.

 

A lo largo de la historia, el ser humano se ha encargado de cruzar y seleccionar las variedades de trigo más ricas en gluten para conseguir los panes más apetecibles.

 
Cuanto más gluten en el trigo, más consumidores contentos
 

Hoy en día, los cereales como el trigo, el kamut, la cebada, el centeno o la escanda contienen hasta un 69% de prolaminas entre sus proteínas, una cantidad enorme.

 

El resultado hace feliz a la clientela de las panaderías, pues por poco dinero se puede comprar un pan enorme. Hasta que no se corta no se percibe que la miga tiene la textura de una pelota de espuma. ¡En la vitrina parecía realmente consistente! Y así no hay que asombrarse de que los niños se coman una barra entera de onces. Y es que en realidad ese pan, a pesar del tamaño, contenía poco más que aire.

 

Otra ventaja para los comerciantes: la extraordinaria riqueza en gluten de las nuevas harinas ha permitido la explosión del comercio, que prospera en los centros de todas las ciudades, zonas comerciales, plazas de comidas, e incluso en restaurante y comidas rápidas.

 

Y es que no hay nada más fácil que transformar una minúscula bolita de masa congelada en un magnífico bollo dorado, un cruasán rollizo o una napolitana de chocolate reluciente. Basta con un horno eléctrico barato y un empleado que no necesita más capacitación que saber encenderlo. Entonces la bolita, cuyo coste de producción ha sido de 5 céntimos, puede revenderse al doble y triple del tamaño.

 

Estas mismas bolitas de masa ya se venden también en el supermercado y en las tiendas de congelados. En el envoltorio de plástico que las rodea, las fotos son tan apetecibles que los ojos no dan crédito cuando se abren los paquetes y aparecen unos pequeños cruasanes y napolitanas de chocolate de masa cruda, congelados bajo el celofán, desesperadamente pequeños y pálidos.

 
Pero una vez en el horno… ¡milagro! En efecto, ¡lo que sale se parece, más o menos, a lo que mostraba el envoltorio!
 

¿Se acuerda de la película “Regreso al futuro II”, estrenada en 1989, cuyo protagonista se montaba en una máquina del tiempo que le llevaba al año 2015? Recuerdo perfectamente una escena en la que una abuela metía en el horno una pastillita como de plástico y al cabo de unos segundos sacaba una enorme pizza humeante y gratinada, ante los gritos de aprobación de sus nietos. Pues bien, ya estamos a nada de llegar a eso. Todos estos prodigios los debemos a la extraordinaria riqueza en gluten de los “trigos” modernos.

 
Las nuevas panaderías tradicionales
 

Una parte del público se cansó del pan blanco poco nutritivo y de los panes de molde industriales, así que algunos panaderos de los años 90 pasaron a formas más complicadas de harinas, a menudo presentadas como “completas”, “semicompletas” o “multicereales”, ya que se les había añadido salvado (el envoltorio de los granos) o granos o ambos.

 

Estos tipos de pan se venden mucho más caros que el pan blanco, pero no son más tradicionales, ya que las variedades de trigo con las que se elaboran son las mismas y no tienen nada que ver con lo que nuestros bisabuelos llamaban trigo.

 
¡Decenas de cromosomas añadidos!
 

A finales del siglo XIX, y luego en los años 60, la investigación agrónoma “progresó” con rapidez para desarrollar cereales más resistentes, más productivos y más ricos en gluten.

 

Las hibridaciones y los retrocruzamientos desembocaron en la aparición de especies totalmente nuevas a las que seguimos llamando “trigo”, pero que están tan alejadas del trigo natural como un elefante de un ratón, por no decir un plátano de plástico de uno de verdad.

 

El “trigo” moderno creado en la década de 1970, que se llama Lerma Rojo 64, Siete Cerros, Sonora 64 o Super X, tiene de hecho cuarenta y dos cromosomas, ¡mientras que la escanda de nuestros antepasados no tenía más que catorce! En el ser humano, tener un solo cromosoma de más puede provocar discapacidades (como la trisomía del par 21 ó síndrome de Down) o incluso la muerte.

 
Nuevas proteínas que el organismo no puede digerir
 

Los lectores que saben de biología sabrán que los cromosomas son briznas de ADN que sirven para codificar las proteínas, la base de “ladrillos” que a su vez sirve para construir un organismo. El hecho de que el trigo moderno contenga decenas de cromosomas adicionales implica por fuerza que contiene innumerables proteínas nuevas, muchas de las cuales el ser humano no puede digerir.

 

En efecto, para digerir una proteína, hace falta que el tubo digestivo fabrique enzimas adaptadas, es decir, productos químicos que puedan disolverlas. Y éste no es siempre el caso, ni mucho menos. Esto se debe a que no tenemos las mismas enzimas que la vaca, que se puede alimentar de hierba, no como nosotros.

 

Así pues, el trigo moderno provoca en un número alarmante de personas problemas digestivos y reacciones de intolerancia (enfermedad celíaca) o cuanto menos de hipersensibilidad, que se traducen en gases, estreñimiento, dolores de cabeza, fatiga crónica, depresión, fragilidad ósea, etc.

 
Algunos expertos, como la especialista suiza Elke Arod, afirman que el 80% de la población tiene intolerancia al trigo.
 

Otros, como Julien Venesson, autor del libro “Gluten: comment le blé moderne nous intoxique” (“Gluten: cómo el trigo moderno nos intoxica”), señala que “al menos el 6% de la población se ve afectada por este problema, y algunos investigadores avanzan incluso que la cifra podría alcanzar el 35%”.

 

Pero lo que no es ninguna sorpresa es que un número cada vez mayor de personas se está pasando a la dieta sin gluten. No se trata de una moda ni de una especie de paranoia frente al trigo. El trigo moderno es realmente un alimento ajeno al ser humano y muchos de los que deciden dejar de tomarlo sienten que estaban comiendo plástico.

 

Así pues, comer sin gluten lleva a verdaderas mejoras de salud. Si intenta prescindir de él es perfectamente posible que usted también las experimente.

 
Los cereales no son beneficiosos ni tan siquiera necesarios
 

El trigo no era un alimento natural ni necesario para el ser humano. Durante millones de años, nuestros antepasados han evitado los cereales, ya que contienen antinutrientes que bloquean la absorción de minerales.

 

Por lo tanto, la propaganda mundial incitando a la población a situar los cereales completos en el centro de su dieta alimentaria carece de sentido común, pero también de base científica.

 

Precisamente por haberse pasado en masa a los cereales, que son calorías vacías, los americanos primero, después los europeos, y hoy en día el resto de poblaciones del mundo, sufren esas epidemias espantosas de obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares que se han convertido en la actualidad en la primera causa de muerte en el mundo. No es porque comamos demasiada grasa ni demasiada sal.

 
Todo el mundo puede, si lo desea, comer sin gluten
 

Comer sin gluten, es decir, sin trigo, no le va a hacer ningún daño. Más bien al contrario, ya que se verá obligado a sustituir el pan, la pasta, etc., por otros alimentos de mejor calidad nutritiva.

 

Así pues, todo el mundo puede, si lo desea, empezar una dieta sin gluten. Pero es evidente que las personas que no toleran el gluten (enfermedad celíaca, el 1% de la población), o que sufren de sensibilidad al gluten, que es mucho más frecuente, se beneficiarán aún más, porque verán desaparecer los incómodos síntomas que sufren.

Subido por: WebMaster En: May 28th, 2014 A: Artículos de interes Bienestar

LA MÚSICA ES UN ELEMENTO FUNDAMENTAL EN LA VIDA

 
Escogerla bien, y escucharla en buenas condiciones, permite curar algunos problemas de salud, pero también vivir más tranquilo, tener más energía, ser más agradable con los demás, tomar decisiones en mejores condiciones e incluso ser más inteligente.
  LA MÚSICA QUE CURA

De hecho, hoy está demostrado que la musicoterapia (curar con música) permite:

 

1. Curar ciertos problemas psíquicos: determinada música puede reducir la ansiedad, el insomnio, la depresión, el autismo, la esquizofrenia y mejorar el humor.

 

2. Curar ciertos problemas físicos: determinada música puede mejorar la calidad de vida de las personas que padecen la enfermedad de Parkinson, aliviar el dolor, aumentar el rendimiento deportivo, reducir las náuseas y los vómitos postoperatorios, disminuir los síntomas de la esclerosis múltiple (o esclerosis en placas) y mejorar el estado de las personas que padecen problemas cardiacos y fibrosis quística.

 

3. Los investigadores constataron en 1993 que los niños que se sometían a un test de inteligencia tras haber escuchado una sonata de Mozart obtenían una mejor puntuación. La música les hacía más inteligentes. Este descubrimiento se publicó en la revista científica Nature.

  EXPERIENCIAS REALES CON LA MUSICA

He aquí un ejemplo concreto de los efectos de la música, del que dio cuenta el neurólogo británico Oliver Sacks:

 

“Uno de mis pacientes, el doctor P., había perdido la capacidad de identificar objetos, incluso los más comunes, mientras su agudeza visual se mantenía perfecta. No podía reconocer el guante o la flor que le enseñaba; un día ¡confundió a su mujer con un sombrero! Esta situación, sin duda, lo limitaba mucho, pero descubrió que podía encargarse de las tareas de casa cuando las organizaba en forma de canciones. Así, tenía una canción para vestirse, otra para las comidas, otra para el lavabo, etc. Una canción para cada gesto de la vida cotidiana”.

 

“Algunos de mis pacientes, víctimas de un ataque cerebral o que padecen alzhéimer, son incapaces de encadenar gestos que presentan una cierta complejidad, como vestirse. En este caso concreto, las palabras en verso con rimas pueden actuar como mnemotecnia”.

 

El castrato Farinelli supo curar con su canto al rey Felipe V de España (conocido irónicamente como “el animoso” precisamente por su tristeza), que padecía depresión nerviosa. Ninguna medicina había podido con los ataques de melancolía que le impedían asumir sus responsabilidades regias. Cuando Farinelli cantó para él por primera vez, recobró el gusto por la vida. El rey le hizo cantar todos los días, y así fue recuperando poco a poco la salud.

  COMO ACTUA LA MUSICA

Para explicar este efecto de la música, hay que acudir al funcionamiento del cerebro.

 

Aunque tengamos la impresión de que siempre estamos pensando en algo, la realidad es que los pensamientos conscientes que nos ocupan la cabeza son la mayor parte del tiempo cosas intrascendentes, frívolas, sin utilidad. “¡Qué carro más bonito!”; “He comido demasiado”; “Vaya, tengo que trabajar”; “Cómo me irrita este hombre”; “Este sillón está muy duro”; “Me aburro…”.

 

A veces, cuando nos concentramos, podemos hacer reflexiones complejas, como resolver un problema matemático.

 

Pero incluso la más complicada de las ecuaciones de Einstein no es más que una operación mental simple y burda en comparación con los increíbles cálculos que el cerebro ejecuta, en todo momento y sin que seamos conscientes de ello, para permitirnos, por ejemplo:

 
  • Andar entre la muchedumbre en movimiento y evitar los obstáculos para no caernos.
  • Hablar de manera inteligible, articulando todos los sonidos como es debido.
  • Jugar con la pelota y marcar un gol o lanzarla y encestarla.
 

Tomemos el caso del cerebro de un jugador de billar. Es capaz, lo que es asombroso, de determinar cómo darle a una bola con el ángulo, la fuerza y el movimiento rotatorio necesarios para meterla en el agujero, tras varios rebotes. Sin embargo, este mismo jugador no podrá describir nunca su gesto en palabras, y todavía menos plantearse las ecuaciones matemáticas que describen la trayectoria de la bola.

 

Muchas veces, utilizamos la palabra “instinto” para describir este prodigio, pero es porque a menudo ignoramos que la parte inconsciente de la actividad del cerebro es infinitamente más rica y desarrollada que aquella de la que tenemos conciencia. Así, el cerebro controla en todo momento los procesos fisiológicos. Dirige la digestión, el sistema inmunitario, el funcionamiento de los riñones, el hígado, el bazo, el páncreas… sin que tengamos la menor conciencia de ello. Ni aunque hiciéramos un gran esfuerzo de interiorización llegaríamos nunca a comprender, por ejemplo, los movimientos del estómago ni podríamos ordenar al sistema inmunitario que destruyese un microbio o una célula cancerígena (bueno, algunos afirman que sí son capaces, pero no parece que la mayoría de nosotros pueda hacerlo).

 

Esto es lo trágico: el cerebro consciente, los pensamientos conscientes que somos capaces de generar de manera voluntaria en la cabeza, no tienen apenas influencia sobre las funciones complejas del cuerpo. Aunque el cerebro sea quien las coordine, la voluntad interviene muy poco. Y lo que es más sorprendente, nuestra voluntad en sí no llega a actuar sobre los sentimientos. Si nos enfadamos, somos tímidos, celosos, impacientes, estamos enamorados o deprimidos, por mucho que nos repitamos a nosotros mismos “¡Ya basta!”, en general no sirve de nada.

Y aquí es donde llega la música y su increíble poder.

  LA MÚSICA ES MÁS PODEROSA QUE LA VOLUNTAD

Hace milenios, el ser humano se dio cuenta como nosotros de que su voluntad consciente no podía hacer nada, o casi nada, para curar una enfermedad del cuerpo o del alma, constató que era el momento de pasar a los sonidos.

 

El simple gesto de dar palmas puede modificar el estado de ánimo de alguien, provocarle una excitación repentina, ganas (¡necesidad!) de bailar, por ejemplo, o exaltación si un grupo de gente se pone a aplaudir delante.

 

Pero los efectos de la música van más allá, mucho más lejos. Tocar unas notas, en un determinado orden, tiene el poder de provocar alegría, tristeza, distensión, agresividad, rabia, risa, esperanza, inquietud… y podría seguir así hasta el infinito.

 

La música penetra directamente en los circuitos neuronales más complejos y más inconscientes del cerebro e influye en el estado de ánimo, pero también puede regular directamente la respiración, el ritmo cardiaco, las funciones motoras e incluso actuar en otras funciones como la digestiva o la inmunitaria, lo que explicaría sus efectos terapéuticos.

 

Los egipcios conocían la armonía de los cuerpos y usaban la música como tratamiento. Sabían que la belleza del arte contribuía a devolver al enfermo su belleza, como manifestación de la armonía reencontrada. La enfermedad se entendía como un desequilibrio que la música podía por sí sola corregir.

 

Los griegos enseñaban música a la vez que medicina. El filósofo y matemático griego Pitágoras creó con los sonidos todo un método, al que llamó “purificación”, para tratar a los enfermos. Para ello, inventó remedios que debían reprimir o expulsar las enfermedades tanto del cuerpo como del alma. Componía música destinada a corregir los estados de ánimo. El filósofo latino Jámblico, en su “Vida de Pitágoras”, indicó que: “mediante el uso sólo de sonidos musicales, sin acompañamiento de palabras, Pitágoras efectuaba la curación de las pasiones del alma, así como de determinadas enfermedades”.

 

Los chinos y los hindúes también señalan en sus testimonios los efectos curativos del sonido y la música.

  LA MÚSICA PARECE TENER EFECTOS MÁGICOS

El efecto de la música en el ser humano es tan poderoso que al principio se atribuyó a los espíritus o a los dioses. La música siempre y, ante todo, ha sido religiosa, porque permitía al hombre comunicarse con un mundo invisible.

 

En la Biblia, el joven pastor David es llamado ante el doliente rey Saúl: “David fue llamado ante el rey Saúl para calmar sus crisis, ya que el espíritu del Señor se había retirado de Saúl y un espíritu malo le provocaba terrores… David cogía la cítara y la tocaba para calmarlo. Entonces Saúl se sentía aliviado y el espíritu malo se alejaba de él.”

 

Pero la música es también religiosa en el sentido amplio del término, es decir, que une a los hombres. Las personas sienten a menudo los mismos sentimientos al escuchar la misma música. Tienen la impresión de comunicarse, de formar un único cuerpo, como sucede con los monjes que cantan el gregoriano en un monasterio, como los participantes de una “rave” moderna en un campo agrícola, con los soldados de un ejército caminando al son del pífano o con una tribu africana bailando alrededor de un tam-tam.

 

Con el tiempo, la música se ha perfeccionado. Los seres humanos han aprendido a combinar cada vez mejor los ritmos, las melodías (sucesión de notas que forman una frase musical), la armonía (el resultado de varias notas tocadas a la vez), los matices (fuerza o suavidad) y los timbres (sonidos particulares de los instrumentos que producen efectos diferentes) para producir los efectos más variados tanto en su público como en ellos mismos.

  Fuente: http://www.saludnutricionbienestar.com/una-manera-prodigiosa-de-mejorar-1/
Subido por: WebMaster En: Feb 10th, 2014 A: Artículos de interes Bienestar De interés Noticias

¿cuál es su forma de ser habitual?

 

¿Usted qué hábitos tiene, o cuál es su forma de ser habitual?

 

Un hábito se puede definir como una forma de actuar adquirida por la repetición regular de un mismo tipo de acto o por el uso reiterado y regular de una cosa, y también es sinónimo de costumbre.

 

Nuestra vida cotidiana está regida por los hábitos o por las costumbres. Encontraremos que cada día es una repetición del anterior de acuerdo a las horas del día.

 

Es común, levantarse a la misma hora, ir al baño, ir a la cocina a preparar una taza de té o de café, etcétera, y cada día es lo mismo, con variaciones mínimas.

 

De la misma forma, hay personas que están habituadas a comenzar el día disgustadas porque se tuvieron que levantar, porque sonó el despertador, porque ya se “le hizo tarde” y por todo lo que se les ocurre o cruza por su mente, reaccionan de manera irritada. Se dice que “amanecen de malas”.

 

De lo que tal vez no nos hemos percatado, es que cada minuto y cada hora de nuestro día, está regido por hábitos. Obsérvese a usted mismo y verá cuántas acciones y reacciones realiza por simple costumbre, o porque así lo ha hecho “siempre”.

 

Cuando veamos que actuamos por hábito, tratemos de corregir los que nos dañan o dañan los que nos rodean y cambiémoslos por hábitos buenos de salud, de perfección, de alegría, etc.

 

¿Recuerda al conejo del cuento de Alicia en el País de las Maravillas? ¿Aquel que iba muy de prisa con un saco rojo y un reloj de leontina, apurado porque “se le hacía tarde”? Muchas personas viven “de prisa”, y siempre están apurados sin ninguna necesidad y se pierden lo mejor de la vida, que es vivir el presente, gozando cada instante y lo que sucede en el entorno.

 

Seleccionar los mejores hábitos de vida está en nuestras manos, recuerde que también podemos adoptar hábitos de calma y tranquilidad, al hablar, al hacer, al pensar, al trabajar. Necesitamos aprender a vivir en calma, disfrutando lo que tenemos, a los hijos, a la pareja, a nuestra casa, nuestro trabajo o lo que sea que estamos haciendo en cada momento.

 

Se dice también que es mejor disfrutar los momentos de paz y tranquilidad y de las cosas que hacemos. Optar por hacer una sola cosa con calidad, en lugar de medio-hacer tres con apuro.

 

Optemos por practicar hábitos de paz y buena voluntad en todo lo que hacemos, es preferible iniciar nuestro día con calma y tranquilidad y todo lo que hagamos nos saldrá bien. Siempre que se hacen las cosas apresuradamente, algo sale mal. Concéntrese en hacer todo bien y despacio, es un hábito que puede adquirirse con la práctica o por la repetición.

 

Decidamos vivir en paz con nosotros mismos, con nuestra pareja, con nuestros hijos, parientes, compañeros de trabajo, vecinos: con todo el mundo. Optemos por cambiar aunque “así hayamos sido toda la vida”. Forme en su vida el hábito de la paz y recuerde que se requiere más energía para estar enojado y para fruncir el ceño, que para estar alegre y sonreír.

 

El ritmo del universo no se apresura, es el mismo siempre. Acuérdese de que por más que se apure, las horas del día serán 24 horas cada día. Ni una más, ni una menos.

 

En estos tiempos pareciera que todo mundo está “muy ocupado”. Cuando le pregunten: ¿cómo has estado? Conteste sonriente y no se queje de que no tiene tiempo de nada y de que vive su vida “muy ocupado”.

 

Viva su vida en calma y en paz. Aprenda a controlar su comportamiento y no alimente malos sentimientos hacia nadie, no vale la pena vivir enojados.

 

Acuéstese temprano, antes de acostarse adelante cosas para el día siguiente, deje su ropa preparada, deje listo lo que debe llevar, evite las prisas y comenzar el día atropelladamente. Pronto tendrá el hábito de organizar su día y todo le saldrá bien.

 

Viva y disfrute cada momento del día. Disfrute la vida. No permita que su vida se reduzca a una “diagonal” entre su fecha de nacimiento y la fecha de su muerte.

 
Subido por: directorCC En: Feb 17th, 2013 A: Artículos de interes

Deliciosa ensalada de Tofú Ahumado con Quinoa

Subido por: directorCC En: Nov 6th, 2012 A: Artículos de interes

Vegetarianismo

El Vegetarianismo es el régimen alimenticio que tiene como base el consumo de vegetales y la abstención de Carne animal. A la persona que practica el vegetarianismo se le denomina vegetariano.

Los frutos secos son un elemento de primer orden para la obtención  de proteinas.

Dentro del vegetarianismo, hay algunos que no admiten la ingesta de productos derivados de los animales (como el huevo o la Leche). Son denominados «veganos» (del inglés vegan), y el régimen por ellos adoptado recibe el nombre de «Veganismo». + más

Subido por: directorCC En: Nov 6th, 2012 A: Artículos de interes

Que tanto conoce y utiliza su cerebro?

Evidentemente una de las primeras observaciones que nos ayuda a introducirnos en el tema es que en definitiva la mente y el cerebro no son lo mismo, pues es tanto como referirnos a la música y el instrumento.

Al acercarnos al cerebro humano, nos encontramos con uno de los más sofisticados, desconocidos y sorprendentes instrumentos disponibles en la creación.

+ más

Subido por: directorCC En: Nov 6th, 2012 A: Artículos de interes

Azúcar: ladrón del calcio

El Azúcar ocupa un importante lugar en la alimentación humana. Se emplea como Educolorante, es decir, para endulzar Bebidas, postres, frutas, etc. y para conservar algunos Alimentos. Actualmente el consumo de azúcar ha alcanzado grandes proporciones; en el promedio mundial pasó de 5 kilos por persona, hace un siglo, a 21 kilos/persona y en Colombia a 38 kilos/persona. Al hablar de azúcar no todo es Dulce.

+ más

Subido por: directorCC En: Nov 6th, 2012 A: Artículos de interes

Importancia de la hidratación en la practica de la actividad fisica

En la maravillosa y compleja estructura de nuestro cuerpo ocurren millones de fenómenos que a su vez dependen de las actividades que desempeñamos. El Agua representa entre el 60 y el 75%  de la composición total de nuestro organismo, distribuida en diferentes lugares. Los componentes más abundantes en agua son el cerebro, el hígado y los músculos.

+ más

Subido por: directorCC En: Nov 6th, 2012 A: Artículos de interes

Las algas; alimentan el cerebro y curan el cuerpo

El alga marina de color pardo, conocida como “varec” –Kelp en ingles- produce numerosos efectos benéficos, como estimular la tiroides y prevenir algunos tipos de cáncer, al ser incluida en la alimentación.

Tomás Nieto Arteta en el libro “Las algas, relato de una pesquisa sobre el despertar de las neuronas cerebrales”.

Destaca su importancia nutritiva con respecto a las células cerebrales, dado que las algas contienen Aminoácidosesenciales, que a su vez llegan a formar parte del Líquido cefalorraquideo y por este medio estimulan las neuronas, facilitando su funcionamiento.

+ más

как найти телефонная база mobile phone тут справочник адресов калуги how to get your girlfriends text messages Препарат Препарат для увеличения потенции sitemap